Seleccionar página

Si estás en internet para hacerte un hueco en el que vender algo, has de saber que ya no sirven las presentaciones tradicionales.

Ésas en las que uno describía con detalle sus logros académicos, sus gustos personales y su lugar y fecha de nacimiento.

Aunque quizá eso lo digo yo porque no acabé ni la ESO. Cosa de la que no me enorgullezco, desde luego.

Pero antes de que me repudies como a un hitleriano sin escrúpulos quemando libros, debes saber que eso fue lo que resultó ser insospechadamente más útil para mi, que una titulación para pilotar un caza bombardero F16.

 

«La originalidad no es otra cosa que copiar con criterio.»

Voltaire.

Así que, desde los 18 años, tuve que demostrar que podía «hacer ganar dinero a la empresa» por encima de los títulos que podía ofrecer.

Eso me dió un enfoque brutalmente distinto, y más competitivo que RedBull y Max Verstappen para diferenciarme del resto. Porque no entendía mi contratación desde la idea de «cubrir un puesto» sino siempre entendiendo desde dónde mi desempeño era claramente rentable.

Aprendí a comprender el mundo profesional usando la ingeniería inversa. Por suerte, empecé como informático y mi pasión por aquello superaba la de R. Nadal por el tenis, por lo que no me costó demasiado demostrar a cualquier empresario del sector,  que podía compensar con creces su inversión y confianza en mi.

Pero sobre todo. Lo más importante que te quiero transmitir, es que mi raro acercamiento al mundo real, jamás me dejó «entrar en la caja» por lo que nunca pensé dentro de ella.

Creo que por eso, ahora puedo convencer a cualquiera, de casi cualquier cosa.

Actualmente mi desempeño profesional se basa en la optimización de la estrategia de ventas y en ejecutar las acciones necesarias dentro de un periodo de tiempo predeterminado.

Investigo desde la estructura de la web hasta el contenido, para adaptar el mensaje, como un gracil puente cubierto de pétalos de rosa, entre el producto y el cliente.

El objetivo es que tus productos o servicios se vendan, lo antes posible, con coherencia y con tu marca.

Mi formación es de lo más fresca e intensa…  (si te interesa, por ahí estará mi perfil desactualizado de Linkedin…)

La verdad es que soy tan versátil que no sabría definirme mejor profesionalmente…

Pero hago una cosa (o dos) bastante bien, entre ellas: CONVENCER.

Ahora, si quieres algo más personal, tendrás que permitirme destrozar el diseño de la página:

  • 1. Trabajé 10 años en un hospital desarrollando el software de centralización e integración sanitaria. Me dió tiempo a aprender suficiente medicina y métodos convencionales de gestión clínica como para darme cuenta del despropósito que es el negocio de la salud a todos los niveles. Perdí mucha fe en el uso y crédito que se le da a la ciencia hoy por hoy.

 

  • 2. «Soy de los 80», y como cualquier freak de la época, siento nostalgia por todo lo de aquella década.

 

  • 3. Me gusta mucho investigar sobre los sueños y el subconsciente. Sí, tengo debilidad por lo metafísico…

 

  • 4. He trabajado 17 años de informático en más especialidades de las que puedo contar: técnico de hardware, administrador de sistemas, programador, administrador de sistemas de seguridad, montando mi propio negocio de mantenimientos…

 

  • 5. Opero en los mercados financieros desde 2014. Mi pasión por la probabilidad me permite hacer un trading de medio plazo más rentable que cualquier producto que te pueda ofrecer el «analista» de un banco o broker financiero.

 

  • 6. Acabé 4º de la ESO por los pelos. En el colegio y la secundaria, siempre tuve un problema grave de desinterés y distracción. Estoy convencido de que pocos años más tarde, se les hubiera ocurrido diagnosticarme TDAH.

 

  • 7. Me encanta la arqueología y la historia. En especial la Edad Media.

 

  • 8. Me considero «algo así» como un pensador independiente y soy muy crítico. Siempre estoy buscando el equilibrio entre la ponderación de los datos y la intuición.

 

  • 9. Creo que, en  la vida y los negocios, la calidad de los resultados es proporcional al conocimiento que tengas sobre ti mismo y de cómo funciona tu pensamiento.

 

  • 10. ¿Dónde están mis fotos? ¿No tienes fotos? ¿Quién eres y cómo te llamas? ¿Qué coño está pasando?… No tengo fotos porque soy un panda… Bueno venga. Puedes cansarte de verme en este canal de YouTube: Youtube.com/@AleksRomero

¡Un PANDA y una GALLETA!

Sería chulo que un pandita timbrara tu puerta y te dejara una carta con mi Newsletter 💌

Responsable: A. S. Romero.
Finalidad: Enviarte por correo mis últimos artículos.
Destinatarios: Datos alojados en mailerLite.
Derechos: Puedes acceder para rectificar/eliminar tus datos o darte de baja cuando quieras.