Seleccionar página

 ¿Marketing ético?

(Marketing)

 

Veamos, entre otras cosas, soy copywriter e intento elegir muy bien las palabras, pero júzgalo tú mismo.

Es un mundo injusto.

El mundo, es injusto.

Alguien me puede explicar…

¿Qué es eso de etiquetar el marketing como ético?

Es increíble las chorradas que se leen por ahí…

 

El auge de la facilidad de acceso a la información, ha promovido que las empresas se estén viendo forzadas a cambiar al marketing ético ¿?

La transición al marketing ético es probablemente la mejor forma de intervenir de raíz en la aceleración que está causando la degradación progresiva del planeta y la sociedad. ¿?

Por desgracia, la subjetividad de la ética en la publicidad, todavía dará pie al uso de campañas manipuladoras ¿?

¿Qué? Vale. Análisis y reflexiones de la idea…

¿Qué se supone que es el marketing ético?

El marketing ético dicen, es una línea más filosófica de publicidad que trabaja para mejorar virtudes fundamentales del negocio; favorece el mérito y el atractivo percibido mediante campañas que reflejan valores como la honestidad, la veracidad, la genuinidad, la transparencia y los beneficios reales que recibirá el cliente.

Pero vamos a ver…

Eso no es marketing ético. Es publicidad bien hecha y punto. La venta es la venta.

Y nadie dentro del mundo de las ventas está calificado para etiquetar o denotar si un tipo de marketing es más ético que otro. Punto.

Estamos en un mundo de estupidez. Eso sí es una verdad.

La ética se puede (y debe) subrayarse y controlarse en ámbitos como la justicia, la medicina, la ecología, la política, el altruismo o la educación.

Las ventas y la publicidad, jamás pueden ser «éticas» si pretendes vender más.

Y siempre se quiere vender más porque de lo contrario el sistema no funcionaría. Y quien diga lo contrario en este ámbito es más hipócrita que Homer Simpson en un día malo.

Si vendes bien, se usan técnicas de persuasión basadas en sesgos psicológicos, que pueden ser más o menos incisivas, funcionar y aplicar mejor o peor, pero la pretensión de hacerlo siempre está ahí.

Así que dejemos de decir tonterías sobre la ética.

En todos los sitios que se supone que saben de marketing hablan de…

 

Legitimación de marca a largo plazo…

Más estabilidad ante la incertidumbre del mercado…

Ganar calidad en las relaciones internas de la empresa…

Aumentar la cantidad de clientes “fans” que hablarán de ti…

Mejorar la calidad del cliente…

 

Pero todo esto (que es perfecto), no se mantiene haciendo «marketing ético» es sencillamente marketing bien hecho.

El actual código ético del marketing en España

La Asociación de Marketing de España, tiene publicado, lo que según ellos, es el código de buenas conductas o “principios generales y valores éticos” sobre las reglas que debe respetar cualquier empresa a la hora de hacer y publicar sus campañas de marketing.

Los preceptos (o valores) principales según el último informe de 2019 son los siguientes:

  • Responsabilidad
  • Honestidad y veracidad
  • Transparencia informativa
  • Profesionalidad

No voy a entrar a valorar ni el documento, ni este tipo de asociaciones. Pero si quieres descargar este pdf lo tienes aquí: código Ético de Marketing septiembre de 2019

Y ahora vamos a lo importante de verdad

Da igual la forma de vender que tengas, nadie va a venir a buscarte mientras no vendas nada ilegal. No te van a calificar y si lo hacen, lo harán tratando criterios subjetivos y basados en idioteces.

El que quiere provocar una emoción para que otras personas realicen una acción determinada, lo hará usando todas las herramientas a su alcance si con eso mejora la conversión.

Y eso no quiere decir, que NO tengas que respectar religiosamente todos y cada uno de los preceptos de honestidad, veracidad, interés, transparencia, responsabilidad, legitimidad y cualquier otra grandilocuencia filosófica que se te ocurra.

Porque de lo contrario, estas ventas funcionarán en detrimento de la marca que representes: aunque puedas vender mucho a corto plazo, te cargarás la marca a medio y largo plazo.

Un copywriter siempre escribirá con todas las herramientas a su disposición y respetando la voluntad, la capacidad intelectual y la moral que sea capaz de asumir y equilibrar.

 

Si estás vendiendo algo en lo que no crees…

Creyendo que el cliente es tonto…

Algo que es una estafa…

Algo que daña más que beneficia…

No eres muy listo porque faltas a la inteligencia del que te da de comer.

El resto, solo es cumplir dentro del sistema con las reglas nos han IMPUESTO.

Nada más.

Ahora, vende como te de la gana.